Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Noticias

Para entender la gravedad de la situación que vive el colectivo LGBTIQ de Uganda, debemos retroceder unos cinco años. El 24 de febrero de 2014 marcó un paso atrás, una batalla perdida, para el colectivo LGBTIQ de Uganda, y por lo tanto para el resto del mundo. El presidente del país en ese momento, Museveni, promulgaba la Ley Contra la Homosexualidad, ante medios de comunicación locales e internacionales. Esta ley fue conocida como “Kill the Gays Bill”, ya que situaba las relaciones entre personas del mismo sexo como una pena capital. El presidente, respaldado por ministros, y profesionales médicos declaraba que las personas homosexuales son “mercenarias que reclutan a la gente joven para realizar actividades homosexuales y así ganar dinero.” 

Cuatro activistas LGBT en la isla de Mauricio, en la costa Este de África, están tomando medidas legales contra la ley anti-gay del país. 

Estas medidas se basan en proposiciones anteriores para desmantelar la ley de anti-sodomía del país. La Comisión de Reforma Legislativa de Mauricio, por ejemplo, recomendó hace 12 años que la ley fuera derogada. 

La Sección 250 del Código Penal de Mauricio prevé una sentencia de 5 años para las relaciones entre personas del mismo sexo. Aun así, por otro lado, la ley de Igualdad de Oportunidades prohíbe la discriminación en base a la orientación sexual. 

La libertad y tranquilidad de las personas LGBTI de Botsuana ha durado poco menos de un mes. El pasado 11 de junio la comunidad LGBTI celebró una enorme victoria en cuanto a sus derechos, cuando el Tribunal Superior anunció su decisión de eliminar todas las leyes que penalizaran las relaciones entre personas del mismo sexo. Botsuana se unía a la lista de países del continente africano que respetan la diversidad sexual de sus habitantes. Las organizaciones internacionales alababan esta decisión que suponía otro avance más de los derechos LGBTI en África.

Although NGOs have a wide influence and are quickly becoming the dominant study of the field, it remains a highly controversial issue to define what is a non-governmental organization. There is no concept of non-governmental organization recognized or agreed upon in International Law. Some scholars say that the only consensus in the field of NGO research is that there is a lot of controversy in this field.  Although there are many varieties, there are some characteristics that are common to NGOs, such as: no profitability, volunteering, independence, no self-benefit in objectives and values, and legitimacy. Non-governmental organizations are seen as the symbol of the rise of civil society, which represents the rise of private power, and the development of human rights and non-governmental organizations show a mutually reinforcing tendency. 

Aunque las ONGs tienen una amplia influencia y se están convirtiendo rápidamente en el estudio dominante del derecho internacional contemporáneo, sigue siendo un tema muy controvertido definir qué es exactamente una organización no gubernamental. No existe un concepto de organización no gubernamental reconocido o consensuado en el Derecho Internacional. Algunos estudiosos dicen que el único consenso en el campo de la investigación de las ONGs es que hay mucha controversia en este campo. Aunque existen muchas diferencias, hay algunas características que son comunes a las ONGs, tales como: no rentabilidad, voluntariado, independencia, no auto-beneficio en objetivos y valores, y legitimidad. Las organizaciones no gubernamentales son consideradas como el símbolo del auge de la sociedad civil, que representa el auge del poder privado. El desarrollo de los derechos humanos y de organizaciones no gubernamentales muestran una tendencia que se refuerza mutuamente.

El Tribunal Superior de Botsuana ha anunciado su decisión de eliminar las leyes que penalizan el sexo entre personas del mismo sexo, en una victoria histórica para los activistas de los derechos LGBT + de África. (Fuente: Pink News)

"Cualquier discriminación contra un miembro de la sociedad es discriminación contra todos", dijeron los y las jueces, ya que votaron por unanimidad a favor de cambiar la Sección 164 del código penal de Botsuana, que castiga el sexo anal y oral con hasta siete años de prisión.

La derogación de estas leyes despenaliza de hecho la homosexualidad.

loading...