Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Noticias

A estas alturas está muy claro que, para que una noticia se difunda, tiene que ser presentada en forma de “infotainment”, esa mezcla entre entretenimiento e información. Nos gusta ser testigos del caos, y nos gusta ver cómo la gente es aplastada durante una estampida. Nos gusta observar cómo explota la ira, los escaparates rotos, cómo se usa el gas lacrimógeno, los arrestos en directo, los disturbios armados.

Las noticias tienen que entretener, sino, parece que son aburridas e insípidas, que es justo lo que está pasando en Argelia. Después de más de 9 meses y 39 protestas semanales, durante las cuales cada viernes decenas de millones de argelinos salieron a la calle, a las aceras, ocupando puentes, los pasos subterráneos e incluso los tejados como una dócil oleada, no podemos evitar preguntarnos: ¿La falta total de información y cobertura acerca de este tema se debe a la naturaleza pacífica de las protestas? 

¿Cuál es la posición de la comunidad LGBTQIA en todo este caos? ¿Cuáles son sus expectativas respecto a los candidatos y la sociedad en general? Pensamos que sería interesante entrevistar a la organización argelina Alouen (que significa “colores”) para tener más información al respecto.

La lucha de la personas LGBT de Mauricio por la igualdad de derechos y por el respeto daba un paso hacia la victoria el pasado 6 de septiembre, cuando cuatro jóvenes de la región, se dirigieron al Tribunal Supremo de Mauricio para solicitar una petición de acción constitucional declarando que la Sección 250 del Código Penal viola sus derechos fundamentales y libertades y es anticonstitucional. 

Esta lucha por la igualdad sigue avanzando; el pasado 21 de noviembre tuvo lugar la primera vista del caso. Algo que es posible gracias a labor de los y las activistas del país, como es Abdool Ridwan  Firaas Ah Seek, un activista de derechos humanos de 29 años de edad. Abdool cuenta con el apoyo incondicional de la organización Collectif Arc en Ciel (CAEC por sus siglas en francés), la organización más grande y con más años de experiencia en el campo de los derechos humanos de las personas LGBT. 

Para entender la gravedad de la situación que vive el colectivo LGBTIQ de Uganda, debemos retroceder unos cinco años. El 24 de febrero de 2014 marcó un paso atrás, una batalla perdida, para el colectivo LGBTIQ de Uganda, y por lo tanto para el resto del mundo. El presidente del país en ese momento, Museveni, promulgaba la Ley Contra la Homosexualidad, ante medios de comunicación locales e internacionales. Esta ley fue conocida como “Kill the Gays Bill”, ya que situaba las relaciones entre personas del mismo sexo como una pena capital. El presidente, respaldado por ministros, y profesionales médicos declaraba que las personas homosexuales son “mercenarias que reclutan a la gente joven para realizar actividades homosexuales y así ganar dinero.” 

Cuatro activistas LGBT en la isla de Mauricio, en la costa Este de África, están tomando medidas legales contra la ley anti-gay del país. 

Estas medidas se basan en proposiciones anteriores para desmantelar la ley de anti-sodomía del país. La Comisión de Reforma Legislativa de Mauricio, por ejemplo, recomendó hace 12 años que la ley fuera derogada. 

La Sección 250 del Código Penal de Mauricio prevé una sentencia de 5 años para las relaciones entre personas del mismo sexo. Aun así, por otro lado, la ley de Igualdad de Oportunidades prohíbe la discriminación en base a la orientación sexual.

La libertad y tranquilidad de las personas LGBTI de Botsuana ha durado poco menos de un mes. El pasado 11 de junio la comunidad LGBTI celebró una enorme victoria en cuanto a sus derechos, cuando el Tribunal Superior anunció su decisión de eliminar todas las leyes que penalizaran las relaciones entre personas del mismo sexo. Botsuana se unía a la lista de países del continente africano que respetan la diversidad sexual de sus habitantes. Las organizaciones internacionales alababan esta decisión que suponía otro avance más de los derechos LGBTI en África.

Although NGOs have a wide influence and are quickly becoming the dominant study of the field, it remains a highly controversial issue to define what is a non-governmental organization. There is no concept of non-governmental organization recognized or agreed upon in International Law. Some scholars say that the only consensus in the field of NGO research is that there is a lot of controversy in this field.  Although there are many varieties, there are some characteristics that are common to NGOs, such as: no profitability, volunteering, independence, no self-benefit in objectives and values, and legitimacy. Non-governmental organizations are seen as the symbol of the rise of civil society, which represents the rise of private power, and the development of human rights and non-governmental organizations show a mutually reinforcing tendency. 

loading...