Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Noticias

Un tribunal tunecino ha desestimado una causa simbólica y de larga duración, según han declarado un funcionario judicial y un grupo de defensa de los derechos humanos. Daniel, y otros cinco activistas habían sido acusados originalmente en 2015 de "actos homosexuales", lo que se castiga con hasta tres años de prisión en la nación norteafricana. Ese mismo año fueron condenados a tres años de prisión y se les prohibió vivir en la provincia de Kairuán durante otros tres años.

Gonzalo Abaha Nguema Mkue es Licenciado en Humanidades, por la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial. Es, además, investigador en temas LGTBI, colectivo del que es coordinador Regional en Guinea Ecuatorial, realizando varios proyectos sociales en materia de trata, salud, etc., en torno a las personas LGTBI. Es autor de la obra Las ratas también se enamoran, así como de Mitologías sobre la homosexualidad en guinea Ecuatorial, todavía inédita.

En esta entrevista, realizada por Bocas y palabras, hablan con el señor Gonzalo Abaha, en tanto que más que miembro del colectivo LGBTI, sobre el Informe Homofobia de Estado, publicado el pasado mes de mayo.

En Ghana las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo están actualmente prohibidas en virtud del Código Penal de 1960, con una pena máxima de tres años de prisión. Sin embargo, la situación del colectivo podría ser aún peor si se aprueba el proyecto de ley que criminalizaría la identidad LGBTQ e intersexual, que actualmente está en la fase de discusión. LGBT+ Rights Ghana está haciendo todo lo posible porque no se apruebe dicho proyecto. 

El pasado dos de noviembre un Tribunal Superior de Túnez declaró que la ley contra la homosexualidad era inconstitucional; concretamente, el Tribunal afirmó que considera que el artículo 230 es contrario a los tratados internacionales y a la Constitución tunecina, recién adoptada el 25 de julio. La asociación LGBTI Shams considera el fallo como una "decisión histórica", y comenta que le pedirá a la Corte Constitucional que dictamine si el artículo 230 es constitucional o no. 

Una vez más, el colectivo LGBTI de Camerún vuelve a sufrir ataques homófobos, esta vez en forma de un intento de estafa. Afortunadamente, la asociación Alternatives Cameroon fue capaz de detener el intento de estafa, que tuvo lugar a principios de octubre, antes de que fuera demasiado tarde.  

En los últimos años, diferentes asociaciones LGBTI de Camerún han sido víctimas de la homofobia a través de robos y vandalismo. Sus sedes han sido saqueadas. Ante la indiferencia de la policía respecto a los actos de vandalismo, las victimas aconsejan al resto de asociaciones para que mejoren sus sistemas de seguridad y estén alerta. 

loading...